LLAMADOS A SU PROPIA GENTE

Él otro día estaba leyendo en el libro de Ezequiel, y encontré un pasaje sobre el llamado de Ezequiel (capítulos 2 y 3). Me impactó porque el llamado de Ezequiel tiene mucho que comparar con el llamado de un Argentino a hacer la obra misionera en su propio país. Primeramente, Dios le dice a Ezequiel que no va a mandarle “a muchos pueblos de lenguaje profundo y difícil de entender, cuyas palabras no entiendes” sino a su propio pueblo de Israel (Ez. 3:5 RVC). En el proyecto de Nazarenos Extremos, buscamos a 6 jovenes argentinos que no van a ir a Asia o Africa, sino a la ciudad de Córdoba. Tal vez los Córdobes hablan cantando, pero siguen hablando el Español Argentino.   Uno de los desafíos de ser un misionero en un país extranjero es aprender un nuevo idioma, pero en el proyecto de Córdoba no es asi, porque los misioneros Extremos Argentinos estarán con su propia gente.

Segundo, Dios le dice a Ezequiel que va a hablar con su propio pueblo que son cautivos (Ez. 3:11). En el contexto de Ezequiel, Dios refiere al pueblo de Israel que es cautivo a los babilonios. Hoy en día, mucha gente en la ciudad de Córdoba es cautiva al alcohol, la drogaddición, la pornografía, el sexo afuera de matrimonio, y más. Hay muchas que no han escuchado de Cristo y la vida abundante que nos da. Ellos viven atrapados en el pecado. Dios quiere que ellos sean libres. En la capital de Cordóba hay más de un millón de habitantes pero muy pocas iglesias evangelicas.

No podemos tener miedo de la gente (Ez. 3:10) sino que necesitamos compartirles las palabras del Señor (Ez. 3:10-11). No todos van a aceptar el evangelio, pero tenemos que ser obedientes en llevarlo a ellos. Es una gran responsabilidad, y aun Ezequiel se quedó totalmente abatido (Ez. 3:15 NVI). No hay que temer, porque Dios está a tu lado. Con Él todo es posible.

¿Vos sos uno de los argentinos que está llamado a ir a su propia gente cautiva en Córdoba?